La juventud en “Ariel” y “Nuestra America”

En Ariel, se plantea el tema del americanismo   partiendo de la misma idea  de Martí: la juventud. Sin embargo, a diferencia de Nuestra America que se refiere a la nueva generación, en este ensayo  no sólo se dirige a los jovenes americanos , sino también  al continente americano joven. Esta dirigido a la juventud americana para advertirles del utilarismo y incitarles a seguir a Grecia como modelo de sus pensamientos. El ensayo tiene un tono pedagógico y está escrito como si fuera un diláogo platónico. Todo el ambiente de la narración me hizo recordar el principio de la pelicula Ágora de Amenabar donde Hipatia la protagonista tambien esta dando lecciones filosoficas a sus alumnos. Tambien se destaca el estilo literario con el cual esta escrito desde el principio y la percepción visual que provoca en el lector:

” Aquella tarde, el viejo y venerado maestro, a quien solían llamar Próspero, por alusión al sabio mago de La tempestad shaksperiana, se despedía de sus jóvenes discípulos, pasado un año de tareas, congregándolos una vez más a su alrededor ”

Me gusto el ensayo porque se acerco al tema del nacionalismo desde un horizonte literario y filosofico al mismo tiempo pero creo que tiene un tono muy idealista acerca del americanismo. Para poder entenderlo mas, estoy leyendo La Tempestad de Shakepeare porque creo que es imprescindible hacerlo para “decodificar” el ensayo,no?

N.B: Disculpen, pero no puse los acentos porque el internet se desconecta frecuentemente en mi casa y quiero publicar mi comentario antes de medianoche.

Advertisements
This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

6 Responses to La juventud en “Ariel” y “Nuestra America”

  1. Sara says:

    No creo que hace falta leer a ‘La tempestad’, pero sí, seguro que leerlo daría una mejor idea de este contraste entre Ariel y Caliban. De misma manera, no creo que hace falta haber leído todos los textos a los cuales refiere… ni sus cuentos …. sirven simplemente para parecer más inteligente y para decir ‘mirad la cuantidad de cosas que he leido, debo tener razón’…… (le encuentro algo pesado por sus referencias constantes… unas citas buenas y muy relevantes serían más útil… habla a ‘la juventud’ sin entender a ella, creo.)

  2. Olga says:

    Muy interesante tu comparación con la peli del Amenabar. Me preguntaba mientras leía tu reflexión, ¿Hipatía sería Próspero o Ariel?

    Respecto al tono de la obra, me dio la impresión que era más bien una mezcla entre un “llamado” y un manifesto, cuyos puntos están bastante basados en cuestiones idealizadas y que parecieran un tanto contradictorios. En realidad me cuesta un poco imaginarme al tipo de lector al que este texto iba dirigido (quizá necesito más info xd); Sin embargo, está claro que su influencia tuvo, pues este texto genera al grupo denominado “los arielistas”. Este texto, junto con otros anti-positivistas (debatible), parece producir la necesidad de buscar elementos que “latinicen” con el fin de crear un sistema de oposición frente al Coloso del Norte.

    • doaa25 says:

      Gracias por tu comentario.Creo que Hipatia es Prospero y te acuerdas de aquel discipulo joven que se enamoro de ella(no recuerdo su nombre),creo que el es Ariel en este caso. Tambien estoy totalmente de acuerdo contigo, ya que el tono del texto es muy idealista y contradictorio al mismo tiempo como discutimos hoy en clase.

  3. Rene B says:

    Saludos, me parece muy interesante tu comentario. Mi pregunta es ¿cómo es que se parece Ariel a los Diálogos de Platón? Sócrates partía de la dialéctica: la ironía y la mayéutica, para “dar a luz” a las ideas. Es un proceso de descubrimiento dialógico. Rodó no dialoga con nadie él (Próspero) dicta (oratoria) una serie de concepciones que él ya considera como verdaderas, cosa que no tiene nada (de hecho contradice en casi todo) al método socrático. Pero igual quizás te refieres a otro aspecto de los Diálogos… ¿tú qué piensas?

    • doaa25 says:

      Hey, Rene, gracias por tu comentario. Yo queria decir que el ensayo parece como un dialogo platonico, pero la verdad no lo es. Es muy contradictorio su modelo grecolatino porque lo alaba todo el rato, pero no emplea sus metodos,no?
      Saludos.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s